martes, 20 de octubre de 2015

Bizcocho esponjoso de limón

Siguiendo la línea de recetas básicas y fáciles, antes de meterme en el tema de los macarons, hoy os traigo un bizcocho muy fácil, rico y esponjoso, con una textura perfecta. Sólo necesitamos 6 ingredientes básicos y no necesitamos complicarnos con almíbar ni nada. Es una receta que triunfa sí o sí porque apetece a cualquier hora del día y en cualquier tipo de celebración o para el día a día, llevar al trabajo e invitar a los compañeros... Además, podéis hacerlo en el formato que queráis, ya sea como bizcocho en cualquiera de sus formas, como magdalenas, como base de una tarta, como cupcakes añadiendo merengue por encima...
Yo utilicé un molde redondo de 18cms, pero podéis usar un molde de bizcocho típico y el tiempo de horneado es prácticamente el mismo.




Ingredientes
- 250g de Tulipán a temperatura ambiente
- 200g de azúcar
- 4 huevos (con las yemas separadas de las claras)
- 340g de harina
- 10g de levadura en polvo
- El zumo de un limón y medio. Siempre es mejor quedarse cortos a pasarse con el limón, ya que es ácido y si nos pasamos puede quedar excesivamente fuerte. Si lo queréis muy suave, podéis echarle menos limón. Esto también depende de los limones que uséis, ya que algunos son más fuertes que otros.



Preparación
1. Precalentamos el horno a 180-170º (20 menos si tiene ventilador) y engrasamos el molde con mantequilla.
2. En un bol, batimos las claras hasta que estén a punto de nieve. Recordad que para que suban el bol y todo el material que utilicéis tienen que estar muy limpios porque la grasa impide que suban.
3. En otro bol, mezclamos el Tulipán con el azúcar, la harina y la levadura con una cuchara de palo hasta que quede homogéneo. Aunque os parezca difícil al principio, no os preocupéis porque al final se integra todo.
4. Añadimos las yemas de huevo poco a poco hasta que quede bien mezclado.
5. A continuación, añadimos el zumo de limón e incorporamos bien a la mezcla.
6. Por último, incorporamos las claras a punto de nieve y mezclamos con movimientos suaves y envolventes, de abajo hacia arriba, para que se bajen lo menos posible. Es imprescindible hacer este paso a mano si lo anterior lo habéis hecho con batidora de varillas.
7. Echamos la masa en el molde y horneamos durante 45-50 minutos o hasta que un palillo salga seco y limpio o con las migas típicas de un bizcocho bien hecho (secas y esponjosas,no húmedas y pegadas).




2 comentarios:

  1. Te ha quedado bien alto y con una pinta buenísima.

    Un besito,

    ResponderEliminar
  2. Que bueno este bizcochito de limón, super tierno.

    ResponderEliminar